03-11-2015   ENCUENTRO ANUAL AAULG PAIS VASCO 2015 DURANGO 28 NOVIEMBRE


Pedro Mari Robles Aquesolo, Delegado Territorial de la AAAULG en el Pais Vasco nos convoca de nuevo. Como desde hace 39 años con el apoyo de los historicos Iñaki Aldekoa Otalora-Zamalloa, Galardón "Patio Central 2008", Félix Fdez. Escuza y la incorporación de Juan Andres Mesonero, de la Promocion 70, la de José Luis Bartolomé.

 Hay cambios en el lugar de la tradicional comida de confraternización. Pero la buena cocina vasca está garantizada.

 En el Colegio Jesuitak de la calle Kurutziaga, recordaremos como todos los años a los profesores y compañeros que ya no estan. Un promedio de cincuenta AAULG vascos y de otras provincias, acompañados de sus mujeres nos hacen creer que el Patio Central se ha trasladado al Durangoko Udala, el gran mercado de frutas y hortalizas que en realidad son los soportales con cubierta de madera de la iglesia de Santa Maria de Uribarri del siglo XV,  donde no es raro escuchar el txistu y la tchalaparta.

 Recordamos a los queridos compañeros que nos enseñaron a jugar a pelota en los frontónes de la UNI y nos cuentan  sus andanzas por los montes cercanos. Usurbil, Jaizkibel, Gorbea.... y cuando  hacíamos aquí El Fito, la Mostayal, el Cares  ... Cuando volvemos  cada año siempre se recuerdan aquello del bersolari Iparraguirre: "Nere etorrera lur maitera - Mi regreso a la tierra querida"  que los jóvenes maestrillos Jesuitas nos enseñaban en los primeros años de la Laboral.

 Tenian unos pocos años más que nosotros. Hoy con el tiempo de por medio, todavía parecen menos. Eran como hermanos mayores. Pero les llamábamos Padres. Nos enseñaron a peinarnos, atar los cordones de los zapatos con seguridad y a hacer el nudo de la corbata...aprendimos de su exquisita educación las buenas maneras en la mesa  y en Navidad entonábamos el Haurtxo polita sehaskan dago, zapi xuritan  txit bero.... nos hacía pensar que estábamos en casa. 

Así sucedio y así lo recordamos con los amigos AAULG vascos.  

 No se puede perder  un encuentro en Durango. Es recuperar la verdadera patria de uno: aquella adolescencia vivida en Cabueñes a la sombra de la torre donde echaron raíces fraternales amigos para toda la vida. Como dice el clásico, "Vascos son.En palabras,parcos. Pero en hechos, largos". Por eso vamos a verlos. El programa , entrando aquí.
VOLVER